Fuente www.lagloriaodevoto.com.ar

 

Con la excepción de Martínez Llanos, Torres y López, quienes están regresando de sus ciudades, el resto del plantel de Douglas le dio a la pelota en la práctica de este jueves por la tarde, donde hubo ejercicios en espacios reducidos primero, y once contra once en la cierre. El cuerpo técnico, sin fecha cierta de retorno de la actividad oficial en el Federal A, aprovecha y prueba variantes en el equipo. En cuanto a la enfermería, Franco Canavesio laburó diferenciado recuperándose de un principio de pubialgia, mientras que Fiol deberá someterse a una nueva ecografía y allí comenzar su rehabilitación tras resentirse de la lesión en el cuádriceps. 

Son sólo rumores y varias conjeturas, pero nadie conoce a ciencia cierta cuándo verdaderamente volverá a rodar la pelota de manera oficial en el Federal A, y por ese motivo el cuerpo técnico de Douglas prueba, ensaya, modifica y se mueve.

Salvo Nelson Martínez Llanos-Tucumán-, Rodrigo Torres-Mercedes-, y Esteban López-Oliva-, que están de regreso de sus respectivos hogares, todos los demás integrantes del plantel rojinegro, con la obvia excepción de los lesionados, Fausto Fiol y Franco Canavesio, suman minutos de fútbol, ya sea reducido o de once contra once, tal como ocurrió en la rutina de este jueves por la tarde que se llevó a cabo en el “Morumbí”.

En el picado formal, Fabián Biazotti colocó de un lado a Beiró; Cháves, Moreyra, R. Canavesio, Arce; Suárez, Seratto, Bastianini (Caro), Grosso; Stella y Cubilla, mientras que enfrente se alistaron Tantoni; Cagnoni, Tasori, Flores, Herrera; Bulgarelli, Bonello, Quiroga (Dinatale), Toscano; Dángelo y Berdini.

En cuanto a la enfermería, la “Rubia” realizó laburos diferenciados recuperándose del principio de pubialgia que lo aqueja desde hace tiempo, en tanto que el “Flaco”, que también hizo apartado, deberá pasar por el ecógrafo y así conocer fehacientemente el grado de su lesión, tras resentirse de la afección en el cuádriceps izquierdo.

Sin embargo, éstos no fueron los únicos que la integraron, ya que en medio de la práctica se anexó alguien más: Tomás Leclercq se dobló el tobillo y por precaución-y con bastante dolor-, abandonó las tareas y marchó con el masajista, Sebastián Farías.

El viernes, el “Milan de Pergamino” continuará con los entrenamientos, y los jugadores se volverán a ver las caras en el predio de Avenida Champagneat, aunque en esta oportunidad la sesión será en horario matutino

 

VOLVER A PRINCIPAL