FUENTE INFORMATIVA: www.lagloriaodevoto.com.ar

Más allá de la victoria en Gualeguaychú el último fin de semana, Rubén Rossello está obligado a cambiar el once de su Douglas pensando en el cotejo del domingo a las 15. 30. ante Unión de Sunchales, ya que “Guti” fue expulsado frente a Juventud Unida y así el “Negro” deberá meter al menos una modificación respecto a ese match. En la práctica de este miércoles por la mañana, el cuerpo técnico no dio indicios del reemplazante del defensor-hubo fútbol reducido y trabajos físicos-, aunque todo hace presagiar que éste saldrá entre Labbate y Santángelo. El encuentro versus los de Adrián Tosetto contará con el arbitraje de Sergio Testa, de Bahía Blanca. 

Equipo que gana no se toca, reza el viejo adagio futbolero, y más aún si esa victoria fue la primera del torneo, pero sobre todo por la manera en que sucedieron los hechos, casi con tintes de heroicos.

Douglas derrotó el último fin de semana a Juventud Unida en Gualeguaychú en tiempo de descuento, con 10 hombres, luego de pasarla mal en el trámite e ir perdiendo, con un rival que lo superó por momentos, y transformó en figura a su arquero.

Sin embargo, pese al éxito su coach, Rubén Rossello, no podrá seguir ligado al lema mencionado anteriormente, ya que Pezzi fue expulsado en tierras entrerrianas, y obligadamente el “Negro” tendrá que efectuar al menos una modificación.


Se viene Unión de Sunchales, el escolta de la zona y uno de los protagonistas principales de la misma, y para la ocasión el DT y su ayudante de campo, Enrique Cantoni, piensan en el posible reemplazante de “Guti”, y las dos opciones más claras por estas horas son las del regreso de Santángelo a la titularidad, y una bien firme, que es la bajar a Labbate al lateral.

Acerca del team que recibirá el domingo a las 15. 30. al “Bicho” Verde en el Miguel Morales, no hubo indicio alguno en la práctica del miércoles por la mañana que se llevó a cabo en el “Morumbí”, en la que hubo laburos físicos y con pelota.


La actividad arrancó bien temprano al mando del profesor, Carlos Raña, quien ideó un circuito de pasadas intermitentes neuromuscular, y posteriormente, los entrenadores comandaron un ejercicio de fútbol reducido de 9 jugadores en cada uno de los 3 elencos, donde 2 se enfrentaron entre sí y restante completó un trabajo de definición en el otro extremo de la cancha.

El único player que se movió de manera diferenciada fue Areso, quien ya ingresó en el sexto mes de la recuperación de la operación de los ligamentos cruzados de la rodilla derecha, y empezó a mantener contacto con el balón.

El jueves, nuevamente en horario matutino y en idéntico escenario, el “Milan de Pergamino” continuará con la puesta a punto de cara al partido versus los dirigidos por Adrián Tosetto, el cual contará con el arbitraje de Sergio Testa, de Bahía Blanca. 

 

VOLVER A PRINCIPAL