FUENTE DE INFORMACIÓN WWW.LAGLORIAODEVOTO.COM.AR

Con el arribo de Rodrigo y Esteban López, el único que falta llegar en Douglas es Martínez Llanos para volver a contar con el plantel completo tras la interrupción de las prácticas de la semana pasada. El cuerpo técnico apunta a reflotar física y anímicamente a sus muchachos pensando en la reanudación del Federal A, que aún tiene fecha incierta. Este viernes por la mañana, el rojinegro trabajó en el “Morumbí”, y se mezclaron tareas físicas con otras defensivas. El sábado, el “Milan de Pergamino” culminará el ciclo de actividades en el predio de Avenida Champagneat, buscando la mejor puesta a punto con vistas a lo que se avecina. 

 

Es una situación compleja la que atraviesan los clubes. Tras la incertidumbre luego de conocerse la noticia de un nuevo parate según el decreto del Gobierno Nacional de la semana pasada, llenó a los jugadores de las categorías de ascenso de una enorme desmotivación, más con el antecedente del año anterior.

Sin embargo, la interrupción duró pocos días y la buena nueva arribó el martes, cuando en otro Boletín Oficial se permitió otra vez los entrenamientos de equipos profesionales, y el miércoles los muchachos pusieron una vez más la cabeza en el fútbol.

No obstante, la complicación del retorno al ruedo radica en los foráneos, que una vez anoticiados de la vuelta por parte del cuerpo técnico, comenzaron con la ingeniería para organizar el regreso, y en ese contexto los últimos en desembarcar fueron Rodrigo Torres, que cayó desde su Mercedes natal finalizando la sesión del viernes por la mañana, la cual se celebró en el “Morumbí”, mientras que Esteban López hizo lo propio de Oliva, Córdoba, aunque presentó algún síntoma leve, y por precaución inmediatamente se aisló en su domicilio pergaminense.

El único que todavía no pisó suelo bonaerense es Nelson Martínez Llanos, quien no consiguió colectivo de Tucumán, pero en las próximas jornadas estará moviéndose junto al resto de sus compañeros.

En cuanto al trabajo de la mencionada rutina, el mismo consistió en tareas físicas mezcladas con fútbol, donde la actividad se basó en laburos de definición y resoluciones de ocasiones defensivas, las que efectuaron la totalidad de los players menos Franco Canavesio, Fausto Fiol y Tomás Leclercq.

La “Rubia” se recupera de un principio de pubialgia, el “Flaco” se resintió de un desgarro en el cuádriceps izquierdo, por lo que deberá someterse a otra ecografía para determinar el grado fehaciente de su lesión, en tanto que el hijo de “Huevo” se torció el tobillo el jueves y realizó diferenciado.

El sábado, en esta oportunidad en horario matutino, el “Milan de Pergamino” finalizará el ciclo de prácticas en el predio de Avenida Champagneat, con la vista apuntando al reinicio de la competencia en el Federal A. 

 

 

 

VOLVER A PRINCIPAL