FUENTE DE INFORMACIÓN: WWW.LAGLORIAODEVOTO.COM.AR

El parate a Douglas le juega una mala pasada. El rojinegro está atrapado por las lesiones y lo persigue la mala fortuna. En la última práctica de la semana, celebrada este sábado por la mañana, Dángelo dejó el ensayo de fútbol formal por un tirón en el isquiotibial derecho, y los estudios preliminares arrojaron una contractura, aunque se seguirá su evolución en los próximos días. Mientras, el plantel de Fabián Biazotti culminó la actividad con un once contra once en el “Morumbí”, donde el DT realizó distintas pruebas tácticas y de nombres.

 

Douglas está rehén de las lesiones. La vuelta a las prácticas luego del mini parate están haciendo estragos en el plantel rojinegro, que este sábado por la mañana culminó la semana de entrenamientos con una baja más: Tomás Dángelo sintió un tirón en el isquiotibial de la pierna derecha y abandonó la actividad.

Si bien el masajista, Sebastián Farías, vaticinó preliminarmente una contractura, el de Concepción del Uruguay será evaluado en su evolución para determinar los pasos a seguir en caso que la situación se agrave.

Pero además, el primer día de rutina post interrupción tuvo a Fausto Fiol como protagonista, ya que se resintió del desgarro que lo alejó de las canchas desde comienzo del Federal A, y sumado al “Flaco”, Tomás Leclercq se torció el tobillo el jueves y por eso ambos, más Franco Canavesio-principio de pubialgia- trabajaron diferenciado.

El resto, bajo el mando de Fabián Biazotti llevó a cabo en la sesión sabatina minutos de fútbol formal. En un equipo jugaron Tantoni; Cagnoni, Polanco, Tasori, Duma; Seratto, Bastianini, Quiroga; Bulgarelli, Stella y Grosso, mientras que del otro lado estuvieron Beiró; Caro, Moreyra, R. Canavesio, Arce; Caro, Flores, Toscano; Suárez, Dángelo y Berdini.

Más tarde, el “Bochón” metió modificaciones en los dos elencos. Valentín González-hijo del “Bibi” reemplazó a Stella, Cubilla ingresó por Dángelo, y el mencionado Franco volvió a entrar en lugar de Bulgarelli.

Fuera del terreno se halló Rodrigo Torres, quien sólo hizo tareas físicas intensas, debido a que arribó recién el viernes de su Mercedes natal, y el objetivo del cuerpo técnico es que recupere las jornadas perdidas.

El “Milan de Pergamino” se despidió hasta el lunes, esta vez en horario vespertino en el predio de Avenida Champagneat, esperando contar ya con la confirmación del retorno oficializado de la competencia. 



 

VOLVER A PRINCIPAL